Noticias | Parador de La Granja
 
 
Paradores
Reservas:
921 010 750
Localización:
C/ de los Infantes, 3
40100. La Granja de San Ildefonso , Segovia

 

 

 
 
 
 

El Rey Inaugura el Parador de Turismo de La Granja

El Rey Don Juan Carlos inauguró el pasado 7 de junio el Parador de Turismo de La Granja (Segovia), el número 92 de la Red.

“Hemos querido que La Granja se convierta en uno de los establecimientos emblemáticos de la Red, al mismo nivel de calidad y encanto que el que tienen los paradores más reconocidos. Con su apertura, concentramos además en la provincia de Segovia nuestra mayor oferta de turismo de congresos y convenciones. La Granja y Segovia suman 240 habitaciones, 30 salas de reuniones y dos auditorios. Una oferta sin duda única en esta comunidad autónoma que creemos aportará aún más prestigio a la zona”, ha señalado el presidente de Paradores, Antoni Costa i Costa.

Parador de La Granja - Patio interior

Un entorno palaciego

Desde la época de los Trastámara, que reinaron entre 1368 y 1504, está documentado el Pasaje de Valsaín como gran centro de caza y pesca. En el siglo XVII, la Casa de Borbón instaura una nueva dinastía en España. Felipe V y su esposa Isabel de Farnesio celebran su reinado con la construcción del Palacio Real de la Granja, en 1720. Tres años después comienzan a utilizar el Palacio para sus vacaciones. Fue sin embargo Carlos III quien concluyó las obras y convirtió La Granja en una de las primeras ciudades ilustradas al gusto de las cortes europeas. Al Palacio, con sus emblemáticas fuentes, se le fueron añadiendo auténticos tesoros arquitectónicos que se convirtieron en sede de embajadas y residencias para la corte y los cuerpos militares.

Dos edificios de este singular conjunto, la Casa de Infantes y el Cuartel de la Guardia de Corps, configuran ahora las instalaciones del nuevo Parador de Turismo de La Granja y de su Centro de Congresos y Convenciones.

La Casa de Infantes

La Casa de Infantes fue mandada construir por Carlos III. Las obras comenzaron en 1770, bajo la dirección de José Díaz Gamoens y con el objetivo de albergar a los artistas, músicos y servidumbre que trabajaban a las órdenes de los Infantes don Gabriel de Borbón y Sajonia (1752-1788) y don Antonio de Borbón y Sajonia (1755-1817).

Se trata de una construcción rectangular muy alargada, de fuerte desnivel y que alcanza hasta cinco alturas, organizada en torno a tres patios que conectan unas dependencias con otras a través de corredores. En sus orígenes, el edificio incluía un pionero sistema de saneamiento y presentaba unas fachadas muy sobrias en contraste con la riqueza de los patios interiores, configurados por poderosas arquerías. Antes de la reciente intervención arquitectónica, tras el incendio que sobrevino en el año 1984, su deterioro era muy grande.

Para su recuperación, se diseñó un proyecto arquitectónico que devolviera al inmueble su esplendor y, al mismo tiempo, lo dotase de los espacios característicos de un hotel de primera categoría. Con este objetivo se conjugaron sistemas de construcción tradicionales (revocos a la cal, reposición de carpinterías de madera y de aparejo de ladrillo, rehabilitación de muros de mampostería...) con las más novedosas tecnologías constructivas (estructuras de sofisticado diseño, excavaciones con morteros expansivos...).

El resultado es un hotel repleto de espacios sorprendentes y lleno de luz, que alberga 127 habitaciones, 25 de ellas especiales o suites. Los patios cubiertos distribuyen la mayoría de los servicios del Parador. El primero está situado junto al restaurante (abovedado y con bodega acristalada), y alberga el comedor de desayunos. El segundo, presidido por un original Apolo, ofrece un espacio tranquilo, en el que disfrutar de la lectura. El tercero rezuma paz y sosiego, puesto que acoge la recepción del spa. Éste, bajo una bóveda de ladrillo, incluye una amplia variedad de instalaciones, como piscina activa con jacuzzi, camas y asientos individuales de masaje con burbujas, chorros relajantes y zonas de reposo; piscina de nado contracorriente; duchas de sensaciones, como la escocesa o la fría; baño turco, sauna, ducha Vichy y diferentes cabinas de masaje en las que disfrutar de una amplia carta de tratamientos.

Parador de La Granja - habitaciones

La decoración persigue conseguir un hotel excepcional y mágico, acorde con el entorno sublime que lo acoge. Para ello, el ambiente militar y la austeridad se han combinado con el confort. Los elementos, además, se han configurado para ofrecer una ‘Ilustración imaginada’ a sus huéspedes. De esta forma, habitaciones y espacios comunes conjugan la madera cruda con los textiles en colores claros, que enfatizan la luminosidad de los espacios.

Mosquiteras, baúles de viaje, faroles de campaña, altillos de madera y litografías de caballería ambientan las estancias, mientras que el ambiente ilustrado se respira en las galerías de los patios, gracias a docenas de vitrinas que aluden al saber científico y que albergan sorprendentes colecciones de botánica, biología y farmacia.

Llama igualmente la atención la recepción del Parador, gracias a una lámpara de 2,30 metros de altura, elaborada en la cercana Fábrica de Cristal, y a las figuras humanas que decoran sus rincones.

El Parador se complementa con novedosas instalaciones deportivas, situadas en el Canapé, un pequeño edificio anexo a la Casa de Infantes. Éste alberga un gimnasio, una pista de paddle cubierta, un simulador de golf que permite practicar de forma virtual en 20 campos distintos y un ‘putting green’. La piscina exterior y el solarium coronan el área deportiva.

Parador de La Granja - cafetería

El edificio posee un auditorio para más de 400 personas y 13 salas de reuniones de distintos tamaños, que pueden albergar entre 25 y 300 personas cada una, equipadas con cabinas de traducción simultánea y de producción, conexiones a Internet y la tecnología audiovisual más innovadora.

En el espacio central de Guardia de Corps, el Salón de Banquetes ‘La Granja’. Una estancia diáfana, de más de 500 metros cuadrados, ricamente iluminada por una espectacular cúpula y coronada por una llamativa lámpara. En ella, más de 600 personas pueden participar en todo tipo de eventos; desde banquetes nupciales, a grandes recepciones, pasando por presentaciones de todo tipo de productos.

Los distintos hall de acceso son también el complemento perfecto para celebrar cócteles o coffees. Siempre con la garantía de la cuidada gastronomía de Paradores.

Fusión entre cocina tradicional y contemporánea

La oferta gastronómica que elabora el Parador de La Granja, tanto en el restaurante y terraza de la Casa de Infantes como para los eventos sociales y empresariales que se desarrollen en el Cuartel de la Guardia de Corps es de alta calidad y conjuga los sabores tradicionales con toques de cocina moderna. De esta forma, en la carta no faltan guisos tradicionales como los famosos “judiones” ni tampoco los asados de cochinillo y cordero, que se elaboran a la vista del público en un horno de leña, construido por un artesano local.

 
 

 
   
     
     
 
Hoteles en Segovia Hoteles en Segovia Segovia Mapa de Segovia
Segovia cuenta con una variada oferta de alojamientos, cabe destacar la hostería Ayala Berganza, un palacete castellano de finales del siglo XV, declarado Monumento Histórico-Artístico.
Segovia, emplazada en la Región de Castilla y León a tan solo media hora en coche desde Madrid, Segovia constituye una de las cuidades históricas más populares de España.
 
   
     
Sitemap | Quiénes Somos | Mira Hoteles 2012