Viajes | Córdoba
 
 

CÓRDOBA

Un paseo por Córdoba

 

 

 
 
 
 

Un paseo por Córdoba

Es difícil encontrar otra ciudad que haya conseguido armonizar mejor el legado y las huellas de los pueblos que se asentaron en ella. Un paseo por las calles donde convivieron antaño tres poderosas culturas se convierte en el mejor viaje por e
l tiempo y la historia de la considerada joya del Califato: Córdoba.

La Judería

Un entramado laberíntico de estrechas calles anuncia que nos encontramos en la Judería, el núcleo de población más primitivo de Córdoba, asentada donde antaño estaba la medina musulmana, en la que se concentran los monumentos más emblemáticos de la ciudad.

Este recorrido parte del Puente Romano del s.I a.C que cruza el Guadalquivir, comunicando la Torre de la Calahorra, sede del Museo Histórico, con la Puerta del Puente, a cuya izquierda se halla el Triunfo de San Rafael.

MEZQUITA-CATEDRAL
La Mezquita-Catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad se muestra al visitante como una expresión del poder y la prosperidad de la que gozó Corduba, armónica combinación de la mezcla de estilos artísticos superpuestos durante sus nueve siglos de construcción.

Frente a esta joya monumental se ubica el Palacio de Congresos y Exposiciones, en el edificio del antiguo Hospital Mayor de San Sebastián, colindante al Museo Diocesano de Bellas Artes y cerca del Molino de la Albolafia.

ALCÁZAR DE LOS REYES CRISTIANOS
Entre los muros del Alcázar de los Reyes Cristianos, fortaleza palatina utilizada como residencia por califas y monarcas cristianos, se gestó tanto la conquista del reino nazarí de Granada como el hito colombiano. Este Monumento Histórico rodeado de bellos jardines conserva, entre sus muchos tesoros, torres como la del Homenaje, El León o de los Jardines, una valiosa colección de mosaicos romanos y los Baños Reales. Detrás del Alcázar, junto a los Baños Califales cercanos a los lienzos de Muralla conservados, y siguiendo la calle donde se encuentran las antiguas Caballerizas Reales, llegamos hasta San Basilio, popular barrio que luce los más hermosos patios en mayo.

MESTIZAJE DE CULTURAS
El paseo acerca al visitante de nuevo al entorno de la Mezquita, donde se dan cita monumentos que representan fielmente el mestizaje cultural característico de la ciudad. La Sinagoga judía, única conservada en España junto con la de Toledo, se ubica al lado del Zoco de Artesanía, las Plazas Tiberiades y Maimónides, donde está el Museo Taurino, el antiguo Hospital del Cardenal Salazar, la mudéjar Capilla de San Bartolomé, el Convento de San Pedro de Alcántara, la Iglesia de la Trinidad o la Casa de los Guzmanes. Siguiendo el paseo por esta zona, rica en bellas callejas como la de las Flores o plazas como la de Séneca, con típicas tabernas para tapear, podemos contemplar el alminar de la Plaza de San Juan, en las proximidades de los Baños árabes de Santa María, desde el que, sin duda, se pueden divisar construcciones como la Casa del Indiano, la barroca Iglesia Conventual de la Encarnación, la Mezquita de Santa Clara o el Palacio de los Páez, que alberga el Museo Arqueológico Provincial.


Por sus plazas

Nos situamos en el Centro, en la Calle San Fernando, antaño principal eje mercantil de la ciudad, con su fuente de dos caños y el Arco del Portillo, acceso desde la noble Almedina a la plebeya Ajerquía, separadas en época musulmana por una Muralla de la que se conserva el reformado torreón que preside la Casa de los Marqueses del Carpio.

RAÍCES MEDIEVALES
Por la calle Lucano encontramos un bello conjunto arquitectónico de raíces medievales, que gira alrededor de la Plaza del Potro que toma su nombre de su fuente, donde se concentran la Iglesia de San Francisco y San Eulogio de la Ajerquía, fundada en el s. XIII como Monasterio de San Pedro el Real, la Posada del Potro, donde se hospedó Miguel de Cervantes, y el Antiguo Hospital de la Caridad que acoge dos museos: el de Bellas Artes y el de Julio Romero de Torres.

LA CORREDERA
La coqueta Plaza de las Cañas, en la que se celebraban estos tradicionales juegos, el Convento de la Piedad y la Ermita del Socorro acercan al visitante a la representativa Plaza de la Corredera, declarada Bien de Interés Cultural, con su popular galería porticada sobre la que se superponen las medievales casas de Doña María Jacinta, la antigua Cárcel o la Casa del Corregidor. En la cercana Plaza de San Pedro se halla la Parroquia homónima, templo que combina los estilos gótico, renacentista y barroco; en dirección a la Plaza de los Aguayo podremos ir contemplando los bellos edificios de la Iglesia de Regina, la protogótica Parroquia de la Magdalena, la Iglesia del Carmen, con un retablo de Valdés Leal, la Casa de los Caballeros de Santiago o la Ermita de los Santos Mártires. Culmina la ruta a orillas del Guadalquivir, junto al Molino de Martos


Los barrios cristalinos

Con la conquista cristiana de la ciudad por parte de Fernando III, la Córdoba califal fue remozando su aspecto, añadiendo a lo que habían sido su medina y arrabales nuevos barrios que tomaron el nombre de las diferentes parroquias en las que el monarca apodado “el Santo” dividió la urbe, en torno a las llamadas Iglesias Fernandinas.

BARRIO DE SAN ANDRÉS
Tradicional barrio de los bordadores de seda, San Andrés conserva parte de su trazado andalusí, en lel que se integran a la perfección edificios religiosos como la Iglesia conventual de San Pablo, la Iglesia de San Andrés o el Convento de Santa Marta; construcciones civiles como la Casa de los Luna y el Palacio de los Villalones y valiosos vestigios del pasado, como el Templo Romano, junto al Ayuntamiento y datado en el s. I, que conserva capiteles corintios originales.

BARRIO DE SAN LORENZO

Por las calles de San Lorenzo desfilan cada año las más bellas imágenes de la Semana Santa cordobesa, dejando atrás monumentos de la talla de las iglesias de San Rafael o del Juramento, San Lorenzo, Iglesia y Hospital de Jesús Nazareno o la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, detrás de cuya parroquia se encuentran restos de lienzos de las Murallas Marrubial, de época almorávide.

BARRIO DE SANTA MARINA
Constituido también el el s.XIII, es el barrio bajomedieval de mayores dimensiones dela ciudad, donde se dan cita las tabernas típicas de tertulias taurinas y flamencas donde saborear la cocina tradicional. Se accede a él por la Cuesta de San Cayetano a través de Puerta de Colodro, antiguo acceso de la muralla de la Ajerquía. Las visitas culturales están garantizadas: Iglesia conventual de San José, Iglesia de Santa Marina, Convento de Santa Isabel de los Ángeles, Iglesia conventual de San Agustín, Palacio de Viana, sin olvidar el Monumento al gran Manolete.


Por las tendillas

En torno a la popular Plaza de las Tendillas discurre una ruta que suma a su indudable contenido monumental todo el sabor de la Córdoba más tradicional.

Parte de la Plaza de Colón y los Jardines de la Merced y tras detenerse en la Torre de la Malmuerta o en el Antiguo Convento de la Merced, actual Diputación Provincial, llega a la Plaza de Capuchinos, más conocida como la del Cristo de los Faroles, donde se ubica la Iglesia conventual del Santo Ángel.

Al coronar la Cuesta del Bailío, divisoria de la ciudad alta y la ciudad baja, se puede contemplar la hermosa puerta plateresca de la Casa del Bailío; y si seguimos paseando podremos admirar el Palacio de Torres Cabrera, el Convento del Císter, el Círculo de la Amistad, la Plaza de las Capuchinas y la de San Miguel. El visitante se encuentra en las cercanías de la Plaza de las Tendillas, que debe su nombre a las tiendas que hubo en otros tiempos, con un original reloj que da las horas con unos compases flamencos de guitarras por soleares, y de la Plaza de la Compañía, corazón de la medina donde en la actualidad se dan cita las Iglesias del Salvador y Santo Domingo de Silos o el Colegio de Santa Catalina, donde estudió Luis de Góngora. La calle Gondomar confluye con la Avenida del Gran Capitán, localizándose cerca el Gran Teatro, la Iglesia de San Hipólito, el Mausoleo Romano y los restos del recién descubierto Anfiteatro, tras dejar atrás los Jardines de la Agricultura y el Jardín Botánico.

 
 
 
   
     
     
 
Hoteles en Córdoba Hoteles en Córdoba Córdoba Mapa de Córdoba
El hotel Maimonides, un singular edificio acorde con el urbanismo de donde está ubicado, justo al frente de la Judería, al lado del acceso a la Mezquita, rodeado de restaurantes y tiendas típicas.
Córdoba, ciudad de Andalucía. Situada en una depresión a orillas del Guadalquivir y al pie de Sierra Morena.
 
   
     
Sitemap | Quiénes Somos | Mira Hoteles 2012